Menu


Plan Juncker bajo la lupa

El “Plan Juncker“, un proyecto de inversiones presentado en el año 2014 y cuyo propósito está retratado en la idea de ayudar e incentivar el continuo desarrollo de la Unión Europea desde el punto de vista económico, es ahora punto primordial de polémica para el Tribunal de Cuentas Europeo (TCE)

Esta entidad discute el razonamiento que se realizó para la ampliación de la capacidad financiera del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (EFSI), conocida como el “Plan Juncker” porque, según expresa, todavía no se podría analizar si las metas fueron alcanzadas hasta el momento.

Asimismo, uno de los miembros de dicha corte, Mihails Kozlovs, asegura que calcular las repercusiones económicas, medioambientales y sociales en este instante resultaría adelantarse de forma equívoca a concluir si realmente han logrado su propósito.

finance-586407_640

Las estimaciones

Por su lado, Jean-Claude Juncker, reconocido presidente de la Comisión Europea (CE), planteó en septiembre del corriente año la idea de promover la economía y la generación de trabajos en Europa mediante el aumento de la extensión financiera del fondo de dicho continente. Con esto, pretenden así lograr alcanzar 630.000 millones para el año 2022.

Además, alega que este proyecto ha congregado 116.000 millones de inversión en 26 Estados miembros de la Comunidad Europea y ha beneficiado, a su vez, a más de 200.000 pymes. A diferencia de sus inicios, cuando el plan tenía un presupuesto de apenas 21.000 millones de euros.

Sin embargo, Kozlovs critica que, como ha sucedido anteriormente, un estudio completo y exhaustivo de su impacto no ha podido ser logrado, y por ello, los distintos auditores se encuentran debatiendo la posibilidad de eliminar la provisión que enlaza al EFSI con los distintos resultados de evaluaciones emancipadas.

Se prolonga el plan

Un año después del lanzamiento de dicho fondo, la Comunidad Europea (CE) aconsejó prolongarlo. No obstante, están conscientes de que la proposición no esté justificada debidamente, pero en cuanto a las inversiones para pymes, sí se ha registrado un presupuesto mayor de consumo.

De igual manera, la CE sostiene que el hecho de disminuir la tasa de un 50% a un 35% es para utilizar perdurablemente esos pocos recursos con los que cuentan. A su vez, asegura que esto elevará el presupuesto y su potencial, el cual actualmente es de unos 26.000 millones.

Por su parte, los auditores expresan que la EFSI debe contar con la idea de que todos sus proyectos tienen la obligación de estar al tanto de sus deficiencias o aquellas situaciones que no han resultado ser tan óptimas como esperaban, o que resultaran ser inviables luego de los análisis.

También sostienen la posibilidad de peligro en cuanto a las operaciones, ya que si asemejadas a las actividades del Banco Europeo de Inversiones (BEI), puedan generarse de esta forma ciertos incentivos para aplicar estructuras de tipo financieras de manera insignificante y asignar un perfil de riesgo que, según relatan, no se equipara con el verdadero riesgo de sus operaciones. Es por esto que los auditores proponen mejorar el actual sistema utilizado para los cálculos del movimiento del capital privado.

chart-840329_640

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *